Friday 26 February 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
diariolibre - 1 month ago

¿Siempre estas desanimado?, podría ser cansancio emocional

Si no haz tenido actividad física que justifique el agotamiento o sueño excesivo, quizá sea que estas siendo víctima del cansancio emocional, el cual también afecta la parte física.Es algo que se toma su tiempo, es decir no ocurre de un día para otro, sino que sus víctimas van acumulando sentimientos de decepción al esperar lo que nunca llega, algo muy común durante la pandemia del COVID-19. La persona comienza a presentar síntomas como cansancio físico, exceso de sueño o insomnio, irritabilidad, desgano, olvidos frecuentes, falta de concentración, entre otros.Se trata de una condición sicológica que por lo regular se presenta a causa de la sobrecarga, ya sea en lo laboral o personal, no importa, el resultado es el mismo porque desactiva a la persona.¿Cómo evitarlo?Para no caer en este mal necesitas desarrollar algunos hábitos que aconseja la coach Fénix Pérez y que te lo dejamos a continuación: 1. Evita el consumo de sustancias que afecten el sistema nervioso como el café y el tabaco.2. Procura dormir lo suficiente, no hacerlo puede alterar tu equilibrio físico y mental, ya que el agotamiento emocional nace a consecuencia de una acumulación descontrolada de estrés, que es el padre de todos los males físicos y mentales.3. Crea metas alcanzables en todos los aspectos de la vida y así evitarás frustraciones que abran paso a este trastorno. Escudriña en tu interior sobre la última vez que te pautaste algo y lo lograste con satisfacción, quizá te ayude.4. Haz vida social, oblígate a hacerla. No todo puede ser trabajo, debes desconectarte. Realizar ejercicios te ayudará a liberar las energías negativas y atraer positivas.5. Si sientes que no puedes solo, busca ayuda, háblalo con un familiar o amigo, no te lo tragues hablar libera el alma.


Latest News
Hashtags:   

¿Siempre

 | 

estas

 | 

desanimado

 | 

podría

 | 

cansancio

 | 

emocional

 | 

Sources