Sunday 7 March 2021
Home      All news      Contact us      RSS      English
plazapublica - 2 month ago

Exasperante experiencia en el Colegio de Humanidades de Guatemala

imagen columna: 2 minsTipo de Nota: OpiniónAño con año, la experiencia de solicitar las constancias de colegiado activo, necesarias para realizar trámites frente al Estado, es exasperante. Este año se acrecienta por la situación de pandemia por covid-19. Categoría columna: opiniónTema: Poder y CiudadaníaAl hacer el ritual anual de pago de colegiación, lo primero que se mira es que los colegios no tienen procedimientos iguales. Hasta donde conozco, algunos colegios tienen ya la opción electrónica de pago de colegiatura anual. Pero otros no, por lo que hay que acudir personalmente a las instalaciones de los colegios, lo que en condiciones de pandemia implica riesgos sanitarios. Además, algunos colegios permiten ingresar a las instalaciones y hacer el trámite en vehículo, pero el de humanidades no. Por un lado, esto significa que se hace un pequeño congestionamiento en la calle de acceso por los vehículos en fila y que la búsqueda de parqueo en los alrededores es difícil porque las aceras inmediatas tienen pintura roja (aunque en este anómico país varios vehículos estaban parqueados en esa línea). Por otro lado, los colegiados de humanidades hacen cola en la calle y tienen que bajar por un estrecho camino a la par del edificio de los colegios (una persona con discapacidad no puede utilizar ese camino). En la cola peatonal se encontraban varias personas que venían de los departamentos para hacer su trámite. El sistema se había caído y la fila no avanzaba. Varias personas nos quejamos de lo irritante de la situación. Un profesional decía que año con año era lo mismo, sin mejoras. Y una joven profesional, cuyo número de colegiado era mayor al 29,000, señalaba que, habiendo tantos colegiados, las cosas ya deberían haber cambiado (cada persona paga Q365 anuales de coleg haga usted las cuentas). [frasepzp1] Es cierto que el Colegio de Humanidades de Guatemala implementó algunas mejoras, por ejemplo el pago en distintas agencias bancarias, la comunicación electrónica, el envío a domicilio y una nueva subsede (recién abierta). Asimismo, los integrantes del personal, desde el guardián hasta las secretarias, son muy amables. Sin embargo, la solución al problema sería que todo el trámite se hiciera electrónico. Tecnológicamente es posible desde hace muchos años. ¿Por qué no se ha implementado? Los graduados universitarios deben colegiarse para poder ejercer su profesión. El ejercicio de las profesiones está regulado por la Ley de Colegiación Profesional Obligatoria y se realiza a través de los colegios profesionales y de sus reglamentos y estatutos. Uno de los fines de la ley es «el mejoramiento cultural y científico de los profesionales universitarios». Sin embargo, una cosa es lo que dice la ley y otra lo que realmente sucede. Puede variar de colegio a colegio, dependiendo del tamaño, los intereses y el poder del gremio, pero, para la mayoría de los profesionales, la experiencia con cada colegio profesional se reduce al pago de colegiación anual, a las elecciones de las juntas directivas y a los convivios. Es decir, no se percibe mucho el tema del «mejoramiento cultural y científico». La discusión sobre los colegios debe considerar muchos otros aspectos de fondo: su naturaleza y sus funciones, los recursos que manejan, etc. Pero al menos deberían tratar a sus colegiados de una mejor forma. Y algo que decía uno de los profesionales humanistas que encontré en la cola: los colegiados solemos quedarnos callados, sin pedir un mejor trato ni exigir que los colegios busquen cumplir con los fines que la ley y los reglamentos postulan.


Latest News
Hashtags:   

Exasperante

 | 

experiencia

 | 

Colegio

 | 

Humanidades

 | 

Guatemala

 | 

Sources