Tuesday 10 December 2019
Home      All news      Contact us      English
diariolibre - 20 days ago

El Tribunal del Deporte ratificó que Osiris Guzmán cometió sobornos, pero le baja la sanción a 7 años

En público, Osiris Guzmán ha guardado silencio por 13 meses desde que la Federación Internacional de Fútbol Asociado lo suspendió por 10 años por violación al código de ética y este miércoles (9:30 am) promete responder a todo lo que se ha dicho de él y más en una rueda de prensa en el Hotel Dominican Fiesta.Pero tan pronto la FIFA, el 11 de octubre de 2019, lo encontró culpable de soborno, aceptar y dar regalos y entrar en conflicto de intereses el hombre fuerte del balompié dominicano por 20 años comenzó un proceso de defensa en apelación ante el Tribunal de Arbitraje de Deporte (TAS en francés) que tuvo una sentencia final el pasado 23 de septiembre pasado, en Lausana, Suiza.Pero del otro lado del Atlántico, Guzmán tampoco encontró las respuestas que buscaba.El TAS también falló en contra de Guzmán, a quien halló culpable de soborno y conflicto de intereses y lo condenó al pago de 110,000 francos suizos (RD$ 5,864,480), 10,000 de ellos en honorarios legales.La inhabilitación fue bajada de 10 a siete años, por lo que el sancristobalense podría regresar al fútbol para 2025. También, en la primera condena el pago era de 150,000 francos suizos más honorarios, a pagarse en 30 días.DL tuvo acceso a la sentencia, que relata cómo Guzmán presentó un cúmulo de pruebas donde trata de desmontar el enorme expediente que le preparó la FIFA tras investigar su gestión por espacio de 18 meses.El panel del TAS determinó que Guzmán cometió dos faltas en lugar de tres, la relacionado a la reventa de boletas para los Mundiales de 2014 y 2018, además de nombrar familiares en la nómina de la federación y su compañía suministrar servicios a la entidad. Guzmán adelantó en la invitación para la rueda de prensa de este miércoles que abordará, “importantes declaraciones sobre la situación del fútbol dominicano”, “respuesta (a) declaraciones hechas por Manuel Luna (de la Comisión Normalizadora de FIFA)”, y “otros temas relevantes de orden jurídico y legales”.La FIFA alegó en su sentencia de 2018 que Guzmán se prestó a revender boletas destinadas a la Fedofútbol para las Copa del Mundo de Brasil 2014 y Rusia 2018, por las que ganó unos US$78,593, utilizando la empresa KSE Sports con intermediaria.Eran boletas asignadas al país, pero Guzmán las habría negociado con una compañía canadiense que la revendía y compartía beneficios.También, encontró que la empresa Sport Manufacturing (SMI), que tenía a un hijo de Guzmán como máximo responsable, le vendió 5,000 balones y cortadoras de grama a la Fedofútbol a precios sobrevaluados.Además, encontró que Guzmán tenía a cinco familiares en la plantilla de la Fedofútbol, entre ellos hermanos y hermanas.A Guzmán le rechazaron la petición de utilizar el código de ética que regía hasta 2012, uno que no contemplaba la pena por corrupción. El ingeniero eléctrico defendió que trabajó sin salario por casi 20 años y pidió consideración por su tiempo de servicio en un país “subdesarrollado” donde tuvo que poner de sus recursos para el fútbol.La FIFA tuvo que restablecer en mayo pasado el delito de corrupción después de recibir fuertes críticas por la eliminación del mismo, en 2018.El panel del TAS no quedó claro si SMI ganó US$ 65,818 como encontró la auditoría de la FIFA. Consideró que no violó el código por esa vía, aunque entiende que hubo un sobrecosto en las compras, algo que se presta a oferta del mercado.El órgano de apelación deportiva no encontró elementos para considerar que Guzmán recibió o dio regalos con los fondos que la CONCACAF giró a su cuenta entre 2013 y 2014, unos US$87,000, ya que si bien el dinero se recibió sin contrato no significa que fuera ilegal.El TAS subrayó que hay duda sobre el destino final del dinero depositado de CONFACAF en la cuenta de Guzmán, pero no encontró pruebas para demostrar que fue usado a título personal.El ex directivo presentó comprobantes con firmas de las personas que habrían adquirido las boletas, que insistió se utilizaron para beneficio del fútbol dominicano. En público, Osiris Guzmán ha guardado silencio por 13 meses desde que la Federación Internacional de Fútbol Asociado lo suspendió por 10 años por violación al código de ética y este miércoles (9:30 am) promete responder a todo lo que se ha dicho de él y más en una rueda de prensa en el hotel Dominican Fiesta.Pero tan pronto la FIFA, el 11 de octubre de 2019, lo encontró culpable de soborno, aceptar y dar regalos y entrar en conflicto de intereses, el hombre fuerte del balompié dominicano por 20 años comenzó un proceso de defensa en apelación ante el Tribunal de Arbitraje de Deporte (TAS en francés) que tuvo una sentencia final el pasado 23 de septiembre pasado, en Lausana, Suiza.Pero del otro lado del Atlántico, Guzmán tampoco encontró las respuestas que buscaba.El TAS también falló en contra de Guzmán, a quien halló culpable de soborno y conflicto de intereses y lo condenó al pago de 110,000 francos suizos (RD$5,864,480), 10,000 de ellos en honorarios legales.La inhabilitación fue bajada de 10 a siete años, por lo que el sancristobalense podría regresar al fútbol para 2025. También, en la primera condena el pago era de 150,000 francos suizos más honorarios, a pagarse en 30 días.Diario Libre tuvo acceso a la sentencia, que relata cómo Guzmán presentó un cúmulo de pruebas donde trata de desmontar el enorme expediente que le preparó la FIFA tras investigar su gestión por espacio de 18 meses.El panel del TAS determinó que Guzmán cometió dos faltas en lugar de tres, la relacionado a la reventa de boletas para los Mundiales de 2014 y 2018, además de nombrar familiares en la nómina de la federación y su compañía suministrar servicios a la entidad. Guzmán adelantó en la invitación para la rueda de prensa de este miércoles que abordará, “importantes declaraciones sobre la situación del fútbol dominicano”, “respuesta (a) declaraciones hechas por Manuel Luna (de la Comisión Normalizadora de FIFA)”, y “otros temas relevantes de orden jurídico y legales”.El casoLa FIFA alegó en su sentencia de 2018 que Guzmán se prestó a revender boletas destinadas a la Fedofútbol para las Copa del Mundo de Brasil 2014 y Rusia 2018, por las que ganó unos US$78,593, utilizando la empresa KSE Sports con intermediaria.Eran boletas asignadas al país, pero Guzmán las habría negociado con una compañía canadiense que la revendía y compartía beneficios.También, encontró que la empresa Sport Manufacturing (SMI), que tenía a un hijo de Guzmán como máximo responsable, le vendió 5,000 balones y cortadoras de grama a la Fedofútbol a precios sobrevaluados.Además, encontró que Guzmán tenía a cinco familiares en la plantilla de la Fedofútbol, entre ellos hermanos y hermanas.A Guzmán le rechazaron la petición de utilizar el código de ética que regía hasta 2012, uno que no contemplaba la pena por corrupción. El ingeniero eléctrico defendió que trabajó sin salario por casi 20 años y pidió consideración por su tiempo de servicio en un país “subdesarrollado” donde tuvo que poner de sus recursos para el fútbol.La FIFA tuvo que restablecer en mayo pasado el delito de corrupción después de recibir fuertes críticas por la eliminación del mismo, en 2018.El panel del TAS no quedó claro si SMI ganó US$65,818 como encontró la auditoría de la FIFA. Consideró que no violó el código por esa vía, aunque entiende que hubo un sobrecosto en las compras, algo que se presta a oferta del mercado.El órgano de apelación deportiva no encontró elementos para considerar que Guzmán recibió o dio regalos con los fondos que la CONCACAF giró a su cuenta entre 2013 y 2014, unos US$87,000, ya que si bien el dinero se recibió sin contrato no significa que fuera ilegal.El TAS subrayó que hay duda sobre el destino final del dinero depositado de CONFACAF en la cuenta de Guzmán, pero no encontró pruebas para demostrar que fue usado a título personal.El ex directivo presentó comprobantes con firmas de las personas que habrían adquirido las boletas, que insistió se utilizaron para beneficio del fútbol dominicano. NPerez@diariolibre.com“El Apelante (Guzmán) fue encontrado culpable de soborno y conflicto de intereses. Está suspendido de tomar parte de cualquier tipo de actividad nacional o internacional relacionada (administrativa, deportiva u otra) por siete años por notificación de la Decisión de Apelación y tiene que pagar 100,000 francos suizos. El Apelante tendrá que pagar 10,000 francos suizos establecidos por la FIFA, en costos a la Decisión de Apelación”, reza la sentencia en su conclusión. Es una decisión inapelable. Guzmán utilizó como abogados a los españoles Juan de Dios Crespo Pérez y Enric Ripoll González. El presidente de jurado fue el mexicano Ricardo de Buen Rodríguez. La FIFA se defendió con Emilio García Silverio, Jaime Cambrelengo, Audrey Cech, Carlos Schneider, Luis Villas-Boas Pires y Víctor Rodrigo.

Related news

Latest News
Hashtags:   

Tribunal

 | 

Deporte

 | 

ratificó

 | 

Osiris

 | 

Guzmán

 | 

cometió

 | 

sobornos

 | 

sanción

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources